LA MAGÍA SÍ EXISTE: PRESENTACIÓN (SECUENCIA DE EO RADIO)


Escucha el programa aquí



Hola amigos, hoy presento una nueva secuencia en mi canal de YouTube de Expediente Oculto y en mi blog que he titulado: "La magia, sí existe", en donde compartiré mi experiencia y lo que he aprendido al transitar lo que yo llamo "el camino del mago". Pueden tomar esta información como lo deseen, pueden tomarlo a la broma, como una curiosidad, como entretenimiento o como una tontería, y está bien, pueden hacerlo, pero si hay alguna persona que toma esta información en serio y le da el valor que espero guarde, pues gracias y espero que alguna idea, información o experiencia que comparta, le sirva de ayuda y le haga bien.

Si me preguntan hoy por qué quiero iniciar esto, no tendría una respuesta definitiva. Para ser honestos, no sé por qué lo he hecho, sin embargo, he sentido la necesidad o más bien, la intuición me dice que debo hacerlo, y es que una de las consecuencias de iniciar el camino del mago es saber escuchar lo que tu intención o tu interior, te dicen. Claro, para eso primero debes hacerles espacio para que hablen y una vez que hayas empoderado su voz, escucharlos. Pero todo eso es un proceso, todo esto, que compartiré en mi blog se trata de un proceso, de un camino, y es que la Magia, en el fondo es eso: un camino interminable en donde nunca dejamos de ser aprendices.

La visión común que tenemos de la magia es quizá aquella que hemos heredado de los dibujos animados de la infancia: uno dice una oración o un ruego pidiendo por ayuda, luego aparece el Hada Madrina o el Genio y con su varita mágica o sus poderes, cumple de manera instantánea, los deseos que hemos pedido. Sin embargo, desde ya quiero aclarar que la Magia de la que voy hablarles no es esta. A decir verdad, creo que esto no existe y no puede ser considerado como Magia, acaso, solo puede considerarse como simple ilusión. La Magia es un camino, es un proceso, un camino y un proceso difíciles, un camino y un proceso que no muchos podrán recorrer y emprender.

Ya la sola decisión de iniciar el camino es una decisión que debe ser tomada con cuidado pues pondremos en riesgo muchas de las cosas que hemos tomado por ciertas y con ello, cambiará nuestra forma de ver el mundo y todo lo que él contiene: nuestro país, la sociedad, a las gentes, amigos, pareja, padres, hermanos, hijos, todo, todo, cambia de perspectiva para bien o para mal. En muchos momentos, el camino del Mago tendrá que recorrerse de manera solitaria, no porque sea una imposición, no porque-se-tenga-que-hacer-así sino porque nosotros mismos buscaremos esa soledad, ese caminar solitario.  Y la soledad es solo uno más de los muchos difíciles sentimientos que trae consigo este camino del Mago que en el fondo, también puede interpretarse como aquel DESPERTAR que tanto se hablaba en la película de ciencia ficción Matrix, aunque claro, como he dicho, la MAGIA EXISTE, no tiene nada de ciencia ficción. Es real y quien comienza a vivirla y a experimentarla, no tiene ni tendrá dudas de ella.

Una cosa más que quiero aclarar a todos ustedes. Mis palabras no buscan ir en contra de alguna corriente religiosa en especial, por ello le pido a las personas muy religiosas que se abstengan a seguir este camino si es que sienten que ofende sus creencias de alguna manera. Desde ya les digo que no es la intención y aclaro que el camino del Mago poco tiene que ver con la religiosidad y sí mucho con la espiritualidad y será en ese ámbito en el que nos moveremos. El mismo consejo va para aquellas personas que por alguna razón, esta información no le haga  bien o le desagrade. Simplemente, esta información no es para ustedes.

Por último, debo aclarar que no soy un gurú, no soy un iluminado, no soy nada por el estilo, solo soy un aprendiz, un aprendiz que ha descubierto algunas cosas que han logrado transformar varios aspectos de mi vida para mi beneficio y tengo la intuición, tengo la extraña necesidad, como si de un mandato se tratara, de que debo compartir toda esta información en cuanto haga solo el bien y nada más que el bien, a las personas que tengan la fortaleza y el valor para iniciar este camino.

Daré esta información hasta cuando crea que tenga que darla. Una vez que la intuición me diga que es suficiente o que mi interior me diga que ya no deba darla, la terminaré. No haré más que lo que se me pida pues esto no nace necesariamente de mí.

Recuerden, la Magía, sí existe, no es ficción, es real.

LOS ANIMALES FANTASMA





Cientos son las historias que hay en el mundo sobre los fantasmas. No hay quien no haya oído una ni persona que esté ajeno a ellas. Y los hay, lo sabemos, de todo tipo: la niña de cabello largo y negro, el fraile, el soldado, el hombre alto con sombrero o algún familiar o amigo cercano, entre otros personajes. Sin embargo, resulta curioso que la mayoría de estos casos se refieran a encuentros con los supuestos espectros de personas. Pero ¿qué hay de los animales? ¿Pueden los animales, nuestras mascotas por ejemplo, aparecer como fantasmas?

¿Los animales tienen alma?

Antes de adentrarnos en este artículo, vale aclarar una cuestión que resulta fundamental para entender el texto siguiente, y es responder la pregunta si acaso los animales tienen alma. Esto, entendiendo, como lo entienden la mayoría de las religiones, que los fantasmas son el producto de almas que no han podido dar ese paso hacia el más allá.

La respuesta resula ser polémica pues desde hace mucho, religiones como la católica, se ha preguntado si los animales  tienen alma. No vamos a meternos en esos vericuetos teológicos y filosóficos sobre el asunto, pues son materias muy especializadas y harto complicadas, sin embargo, para el entendimiento de este artículo, basta con decir que para nosotros los animales sí poseen alma y por lo tanto, sí son capaces de "penar".

Casos de mascotas fantasmas

El escritor e investigador español Miguel Pedrero, en su libro "Nos vemos en el cielo" cuenta varias experiencias y casos sobre este tema. Una de esas historias narra la experiencia de una mujer de Madrid que adoptó dos perros. Con el tiempo, uno de los perros falleció y el otro, que era una perra llamada Candy, cayó en una gran depresión en la que no comía, no quería beber agua, etcétera. Un día, y luego de que el veterinario le dijera que no podía hacer nada para mejorar el ánimo de la mascota, la mujer se encontraba en su casa cuando de pronto escuchó el grito de su hermana que se encontraba en otra habitación.

Al ir adonde ella, ésta le dijo que había visto al perro que había fallecido entrando a la habitación en donde estaba Candy, inmediatamente las mujeres ingresaron a la habitación y solo encontraron a Candy dormida. La hermana le juró a la dueña que había visto al otro perro y entonces la mujer se preocupó, pues pensó que el perro fallecido había venido para llevarse a Candy y le apostó a su hermana que su perra no tardaría en fallecer, y efectivamente, pocos días después, Candy falleció.

Otro caso que cuenta el libro es la de otro perro que falleció luego de una terrible enfermedad que le causaba un gran dolor. Después de esta muerte, pocas horas después, la dueña tuvo un sueño en la que veía a su perro correr hacia ella para recibirla como sucedía generalmente cuando ella llegaba a la casa. Esto le generó cierto consuelo al despertar. Cuatro días después, soñó nuevamente con su perro pero éste se mostraba como enfandado con ella. Detrás de su perro ella vio a un hombre que no quería dejarlos a solas. Luego, al perro se le pasó el enfado y fue hacia ella y se echó sobre ella como solía hacerlo. Al suceder esto, la mujer se despierta y ya estando consciente, continuó sintiendo el peso de su perro sobre uno de sus brazos. Luego de una hora, cuando sintió que su brazo ya le dolía, le pidió a su perro (estaba convencida de que era su perro el que estaba allí) que se fuera porque su brazo ya le estaba doliendo. Y poco a poco el peso fue desapareciendo hasta que desapareció. Unas semanas después ocurrió la despedida definitiva. Cuando la dueña fue el baño una mañana, se sienta en la taza del baño y vio que su perro entraba al baño como siempre lo hacía. Vio que el perro ingresó, que se colocó a sus pies, es más, sintió el roce del perro y luego, cuando se sentó, se fue desvaneciendo. La mujer se encontraba completamente despierta.

A esto se suman experiencias como por ejemplo el sonido de pasos de las mascotas en determinadas zonas de las casas, a veces también se oyen algunos gemidos, y en casos más increíbles, el movimiento de los juguetes que solían ser el favorito de estos animales. Lo interesante de esto es que cada uno de estos encuentros o estos fenómenos, lejos de motivar el miedo de las personas, lo que provocan es cierta paz y consuelo, en el que los dueños tienen la oportunidad de despedirse de estos seres queridos.


Y tú, ¿conoces o has tenido una experiencia similar?